¿SUBCONTRATAR EL DESARROLLO DE SU PRODUCTO O HACERLO INTERNAMENTE?

El desarrollo de productos es un proceso intenso que implica personal técnico especializado, metodología, procesos extensos y especialmente muchas iteraciones, incluso una vez terminado el producto, sin embargo puede haber errores que retrasen el lanzamiento el mismo y sin un equipo dedicado de desarrolladores de hardware, firmware, case, probadores, diseñadores y otros, es difícil imaginar un resultado exitoso. Esto puede abrumar fácilmente a cualquier empresa, ya que en la cultura latinoamericana no es tan frecuente, ni tan popular la práctica del outsourcing, aunque cada vez más el sector empresarial adopta nuevas prácticas que le permiten ser más ágiles en sus procesos de innovación y transformación digital. Esta puede ser una decisión difícil de tomar, especialmente si no se cuenta con experiencia subcontratando este tipo de actividades.

Este artículo tiene la intención de aportar elementos de valor y que consideramos importantes en el proceso de toma de decisión frente a estas dos alternativas. A continuación le presentaremos los aspectos positivos y negativos de ambas posibilidades y será usted quien decida.

ASPECTOS POSITIVOS

Subcontratación

Bajos costos

No solo se trata de los integrantes del equipo y de su proceso de selección, además de sus herramientas de trabajo, equipo especializado, licencias de software y más. Generalmente estos elementos existen en las empresas dedicadas a brindar este tipo de servicios. Por esto resulta más económico subcontratar.

Vinculación Salarial

No generar este vínculo facilita las cosas y reduce el riesgo de situaciones, especialmente durante el proceso de redimensionamiento de los equipos de trabajo en un proyecto. Adicionalmente la carga operativa asociada le corresponderá al prestador de servicios y no a usted.

Programas de retención de talento

El desarrollo de productos requiere de ingenieros especializados que son costosos y además talento que puede rotar con facilidad, por lo que usualmente las empresas deben crear programas de retención que también son costosos y complejos de administrar.

Calidad del Servicio

Al subcontratar, siempre se puede exigir calidad, con criterios claramente definidos y generalmente las iteraciones necesarias y procesos de garantía están a cargo de la empresa prestadora del servicio.

Canal de comunicación centralizado y estructurado

Aunque este es uno de los retos más importantes en cualquier proceso, al subcontratar un equipo de trabajo, la comunicación se puede estructurar con un líder de proyecto que simplifica y reporta de forma estructurada los avances generales del proyecto en todas sus fases.

Reducción del Riesgo

Ante eventualidades en otras áreas de la empresa, siempre será más fácil, tomar decisiones sobre parar proyectos en fases intermedias, que reducir los equipos de trabajo internos.

Desarrollo interno

Alta motivación

Usualmente los equipos de trabajo internos, estarán mucho más motivados entendiendo el impacto que el nuevo proyecto va a generar en el negocio general de la empresa. Además existen formas complementarias de promover el desarrollo de los integrantes como los esquemas de intraemprendimiento u otros.

Vinculación Salarial

Si un proyecto está bien estructurado será más fácil llevar el control y realizar un adecuado seguimiento sobre las etapas y evolución del mismo. Permitiendo tomar decisiones acertadas en todo momento.

Mayor conocimiento funcional del producto

Sin lugar a dudas este es uno de los factores más positivos al desarrollar internamente un producto, ya que se pueden recibir aportes directos del equipo de trabajo y además de los otros grupos operativos de la empresa, lo cual aportará mucho valor especialmente en las etapas de construcción.

Productividad

Si el equipo de trabajo está dedicado 100% y de forma exclusiva al proyecto este será sin duda un aspecto que se notará en la ejecución del proyecto.

ASPECTOS NEGATIVOS

Subcontratación

Costo más elevado

En general se debe considerar la implementación del equipo de trabajo, las herramientas, licencias de software, plataformas tecnológicas, equipos de laboratorio, entrenamiento y otros que en caso solo sea para un proyecto, podría resultar muy elevado.

Falta de experiencia

A diferencia de las empresas que se dedican a brindar estos servicios, las empresas generalmente tienen su enfoque de negocios en llevar a sus clientes productos, servicios o soluciones que agregan valor o resuelven un problema específico. Por este motivo, existen muchas áreas de conocimiento que usualmente son desconocidas para los equipos de trabajo que realizan esta actividad esporádicamente.

Dedicación no exclusiva al proyecto

Nada más peligroso para el desarrollo de un proyecto que la dedicación combinada de los recursos, muchas veces por falta de presupuesto o de personas, ya que cuando el negocio principal requiere más dedicación no se le puede negar, reduciendo la prioridad al proyecto. Algunas veces los proyectos no ven la luz por este factor.

Velocidad de Ejecución y Duración total del proyecto.

Muchas cosas pueden pasar al interior de una empresa que pueden impactar la velocidad de ejecución del desarrollo de un producto, solo con el seguimiento de los procesos internos muchas veces rígido y lleno de pasos y trámites es suficiente para ralentizar la dinámica de ejecución de las actividades. En general internamente podría tardar mucho más el proceso.

Escalabilidad del equipo de trabajo

Incrementar o reducir el tamaño de un equipo de desarrollo de producto es siempre más complejo cuando es la empresa quien lo realiza, por falta de especialización y conocimiento.

Metodología y Documentación

Generalmente cuando las personas están en sus ambientes dentro de las empresas, no son tan rigurosos con los procesos de documentación y utilización de herramientas de trazabilidad de sus procesos de desarrollo, lo cual genera dificultades en etapas de postventa y maduración de productos.

Rotación del Personal Especializado

Este es uno de los dolores de cabeza más frecuentes y donde las empresas pierden dinámica y productividad en el desarrollo de sus productos. Inclusive en casos extremos se pone en riesgo la continuidad del negocio por este factor.

La subcontratación resulta ser más rentable que la creación y el mantenimiento de un equipo de desarrollo interno. Al delegar tareas técnicas, todos los gastos generales y particulares involucrados corren por cuenta de la empresa seleccionada. También se beneficiará de aumentar o disminuir la fuerza laboral de manera eficiente y a un costo menor. Por otro lado, si decide implementar un equipo de trabajo interno, es su empresa la que se hace cargo de todos los gastos.

La elección entre desarrollar un producto internamente o subcontratarlo es una decisión que siempre será compleja, ya que ambas posibilidades ofrecen sus puntos fuertes. El desarrollo interno es atractivo por la comunicación cara a cara, la cultura compartida y el control total, mientras que el desarrollo subcontratado ofrece una reducción de costos sin igual y talento tecnológico especializado, con experiencia y visión global. Al evaluar cuidadosamente sus pros y contras, estamos seguros de que tomará el camino correcto.

¿Está buscando una empresa especializada para que lo acompañe en el desarrollo de su producto? Envíenos un mensaje y con gusto evaluaremos la mejor forma de apoyarlo

También te podría interesar

Diferencia entre la geolocalizacion GPS y la geolocalizacion WIFI

La geolocalización por medio de GPS, o sistema de posicionamiento global por sus siglas en Inglés, consiste en determinar la ubicación espacial de un objeto en tiempo real, por medio de la técnica de triangulación y la obtención de sus coordenadas geográficas como latitud y longitud.

Necesitas ayuda? Habla con Nosotros
por favor acepta nuestra privacy policy tecrea.com.co/ primero para Iniciar una conversación.